Noticias

2020: Año Internacional de la Sanidad Vegetal

Un año para visibilizar la importancia de proteger las plantas

Las Naciones Unidas han declarado este año como el ‘Año Internacional de la Sanidad Vegetal’. Un año para sensibilizar a escala internacional sobre cómo proteger la sanidad vegetal puede ayudar a erradicar el hambre, reducir la pobreza, proteger el medio ambiente y estimular el desarrollo económico.  Su lanzamiento se celebró el 2 de diciembre del pasado año.

Durante este 2020 se están celebrando numerosas actividades para conmemorar este año. Y del 5 al 8 de octubre se celebrará en Helsinki la Primera Conferencia Internacional sobre Sanidad Vegetal bajo el lema “Protección de la sanidad vegetal en un mundo cambiante”, organizada por el gobierno de Finlandia. En esta conferencia se discutirán problemas científicos, técnicos y regulatorios de la salud de las plantas y se tratará una serie de temas en talleres, simposios científicos y eventos paralelos. Se espera un público muy diverso, desde científicos y técnicos a ciudadanía.

La vida vegetal garantiza nuestra vida y la del planeta.  Las plantas son el 80% de los alimentos que comemos y producen un 98% del oxígeno que respiramos. Pero el cambio climático está amenazando con reducir la cantidad de cultivos y su valor nutritivo. Las altas temperaturas hacen que aparezcan un número mayor de plagas y que estén presentes en lugares donde antes no habían existido. La FAO calcula que el 40% de los cultivos alimentarios se pierden por culpa de las plagas y enfermedades de las plantas.  

El cambio climático y las acciones humanas han alterado los ecosistemas y han disminuido la biodiversidad. Por otro lado, el comercio y los viajes han aumentado a nivel internacional y esto puede contribuir a la propagación rápida de plagas y enfermedades. Las plagas o enfermedades de las plantas son a veces imposibles de erradicar, su manejo es costoso y requiere mucho tiempo. La prevención es fundamental.

Podemos prevenir tanto las plagas como las enfermedades de las plantas y abordarlas de manera favorable al medio ambiente. Este enfoque ecosistémico combina estrategias y prácticas de gestión diferentes para producir cultivos saludables mientras minimiza el uso de plaguicidas. Evitar las sustancias tóxicas cuando se manejan plagas, no solo protege el medio ambiente, sino también a los polinizadores, a los organismos beneficiosos, a las personas, y animales que dependen de las plantas. La población de insectos, necesarios para la sanidad vegetal, para la polinización y para la salud del suelo, ha caído un 80% en los últimos 25-30 años.

La FAO y la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria son las dos organizaciones internacionales que está impulsando el ‘Año Internacional de la Sanidad Vegetal’. Desde su web lanzan una serie de consejos que debemos seguir:

  • Evitar llevar plantas y productos vegetales en desplazamientos transfronterizos.
  • Las personas involucradas en el sector del transporte deben asegurarse de que los barcos, aviones, camiones y trenes no transporten plagas y enfermedades de las plantas a nuevas zonas.
  • Los gobiernos deben aumentar su asistencia a las organizaciones nacionales y regionales de sanidad vegetal que constituyen la primera línea de defensa.