La campaña “Our Land Our Business” presiona la estrategia agroindustrial del Banco Mundial

Nos invita a participar en una ciberacción de envío de mensajes al presidente del BM, Jim Yong Kim
Logotipo de la campaña Our Land Our Business

Esta campaña, impulsada por 157 organizaciones de la sociedad civil a nivel internacional, envió al Banco Mundial y a sus socios una carta de cuestionamiento del proyecto Enabling Business Agriculture (EBA), denunciando que este proyecto, impulsado a instancias del G8 por cuatro países donantes y la Fundación Gates, promueve políticas que favorecen a las grandes corporaciones transnacionales de la agroindustria y que ponen en peligro el derecho de los campesinos a las semillas, la seguridad alimentaria y el futuro de nuestro planeta.

En días pasados, el Banco Mundial ha lanzado su Informe EBA 2017. A raíz de las presiones ejercidas por la campaña, parece que el BM reconoce finalmente la importancia y el valor de los sistemas de semillas campesinos e incorpora algunas de las reivindicaciones de Our Land Our Business, pero sigue adelante con el proyecto EBA.

Para las organizaciones de la campaña, los pequeños ajustes incorporados por el Banco y el uso de retórica para silenciar a los críticos no cambian el objetivo subyacente del EBA, que es la promoción de la agricultura industrial a gran escala, a expensas de los pequeños agricultores y el medio ambiente. El Banco no tiene mandato ni legitimidad para dictar la política agrícola de las naciones, pero este instrumento, el EBA, le permite presionar de hecho en una dirección que favorece al agronegocio.

La campaña Our Land Our Business está lanzando una campaña de correos electrónicos para aumentar la presión sobre el Banco Mundial para que detenga este proyecto.