Noticias

Las mujeres por la soberanía alimentaria

Un informe analiza el papel de las mujeres en la defensa de la soberanía alimentaria

El Observatorio del Derecho a la Alimentación y a la Nutrición dedicó su informe de 2019 a “El poder de las mujeres en la lucha por la soberanía alimentaria”. Reúne cinco historias sobre la lucha por la soberanía alimentaria en diferentes partes del mundo. Este informe muestra como las mujeres y la naturaleza son explotadas e invisibilizadas, y muestra también nuevas formas de interactuar que están surgiendo en todo el mundo. Las mujeres representan alrededor del 43% de la fuerza laboral agrícola en los países en desarrollo y desempeñan un papel clave en todas las etapas de la producción de alimentos. Sufren más el hambre y están invisibilizadas a pesar de tener un papel central en el sistema alimentario.

Según el informe, el sistema alimentario actual depende del modelo extractivista, que causa la destrucción de los bienes comunes, del que dependen las mujeres y los sistemas alimentarios. Por ello en muchos lugares del mundo las mujeres se están organizando para defender la soberanía alimentaria y luchar contra las políticas neoliberales, que en muchos casos benefician a las empresas.

  • El primer artículo que se recoge en el informe trata sobre la resistencia de las mujeres frente al autoritarismo de los Estados, en Brasil, Filipinas y Siria. Las políticas neoliberales permiten las grandes plantaciones comerciales, las actividades extractivas y otras políticas orientadas a la importación y exportación que desplazan a los sistemas alimentarios basados en la comunidad y empujan a las mujeres en las áreas rurales a buscar otros medios de subsistencia.
  • Un segundo trata sobre cómo la raza y la clase social afecta de diferente forma a la mujer y su derecho a la alimentación. 
  • Otro de los artículos relata que, a pesar de que el movimiento de soberanía alimentaria defiende una agenda feminista, el propio movimiento reproduce patrones sexistas y tensiones sociales en torno a la raza, el género, la clase social y las dinámicas Norte-Sur. La lucha por los derechos de las personas LGBTTIQ está silenciada. Se hace un llamamiento para que los movimientos unan fuerzas y converjan en la lucha por la dignidad humana.
  • Otro artículo muestra que las mujeres han sido muy relevantes para el avance de la agroecología, un pilar clave de la soberanía alimentaria. Por eso en el informe se insiste en la importancia de adoptar un enfoque feminista para la promoción de la agroecología.   
  • El último artículo analiza cómo la migración afecta de forma más violenta a las mujeres. Sufren de mayor manera la discriminación, tanto si son ellas las migrantes como si la mujer es la que se queda y el hombre el que migra.

Este informe coincide con un tiempo en el que está habiendo un crecimiento de la violencia contra las mujeres y discursos contra la lucha por la igualdad, para mostrar que son muchas las mujeres que se están organizando para proponer un modelo alimentario más justo.

Estos informes anuales son elaborados por la Red Mundial por el Derecho a la Alimentación y a la Nutrición, una red de organizaciones de la sociedad civil y de movimientos sociales (campesinado, gente sin tierra o pueblos indígenas) que reconocen la necesidad de actuar para que se garantice el derecho a la alimentación y nutrición. Se trata de un espacio de diálogo y de movilización para exigir cuentas a Estados con respecto a  sus obligaciones territoriales y extraterritoriales de realizar este derecho, apoyar a las luchas de los movimiento sociales y los grupos que luchan por este derecho, respaldar a los defensores/as de los derechos humanos y protegerlos de la violencia o criminalización, luchar para poner fin a la impunidad de las violaciones por los Estados y promover la interpretación holística de derechos humanos.