Para cambiar el futuro de la migración, invertir en seguridad alimentaria y desarrollo rural

Temática elegida por FAO para el Día Mundial de la Alimentación 2017
Logotipo del Día Mundial de la Alimentación 2017

El próximo 16 de octubre celebramos, como cada año, el Día Mundial de la Alimentación. Este año FAO llama la atención sobre el hecho de que, detrás de los desplazamientos forzados de población, no solo hay situaciones de conflicto sino que también hay migraciones forzadas provocadas por el hambre y la pobreza.

Los grandes desplazamientos de población hoy en día presentan desafíos complejos que exigen una acción a escala mundial. Muchos migrantes llegan a los países en desarrollo, creando tensiones donde los recursos ya son escasos, pero la mayoría, unos 763 millones, se trasladan dentro de sus propios países más que al extranjero.

El desarrollo rural bien orientado puede abordar factores que obligan a la gente a trasladarse creando oportunidades que conduzcan a una mayor seguridad alimentaria, medios de vida más resilientes, un mejor acceso a la protección social, una reducción de los conflictos sobre los recursos naturales y soluciones a la degradación del medio ambiente y al cambio climático.

Algunos datos destacados sobre las migraciones:

  • En 2015, había 244 millones de migrantes internacionales, 40% más que en 2000.
  • Alrededor de un tercio de los migrantes internacionales tiene entre 15 y 34 años. Casi la mitad son mujeres.
  • En 2015, 65,3 millones de personas en todo el mundo fueron desplazadas forzosamente debido a conflictos y persecuciones, entre ellas más de 21 millones de refugiados, 3 millones de solicitantes de asilo y más de 40 millones de desplazados internos.
  • En 2015, los migrantes enviaron más de 600.000 millones de USD en remesas a sus países de origen. De ellos, los países en desarrollo recibieron cerca de 441.000 millones de USD, casi tres veces la cuantía de la asistencia oficial para el desarrollo.
  • En 2013 se estimó en 763 millones el número de personas que se trasladan dentro de las fronteras nacionales, lo que significa que hay más migrantes internos que migrantes internacionales.
  • Gran parte de los migrantes proviene de zonas rurales, donde se encuentra más del 75% de la población que padece inseguridad alimentaria del mundo, que dependen de la agricultura y de los medios de subsistencia basados en los recursos naturales.