El sector agroalimentario ante los Objetivos de Desarrollo Sostenible

La Red Española Pacto Mundial ha presentado la ‘Guía Sectorial en ODS. Sector agroalimentario’ donde se reúnen una serie de medidas para lograr un mundo sostenible desde este sector
Fotografía del evento de presentación de la guía

El 11 de abril se ha celebrado en el Matadero Madrid un evento donde representantes de la Red Española del Pacto Mundial han debatido sobre cómo los distintos actores del sector agroalimentario pueden promover y contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). En el foro han participado los diferentes sectores -empresas, MAPAMA, FAO y el tercer sector-  que participaron en la elaboración de la Guía Sectorial en ODS. Sector agroalimentario que se presentaba en dicho evento.  Este trabajo recoge 30 retos relacionados con los ODS para las empresas del sector agroalimentario en España, de cara a contribuir a los ODS.

Angel Pes, presidente de la Red Española Pacto Mundial, e Ignacio Trueba, representante especial de la FAO, fueron los encargados de abrir el evento.

Cristina Sánchez, directora de Innovación y Proyectos de la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas, destacó que el sector agroalimentario gracias a su transversalidad tiene la capacidad de impactar en el medio ambiente, en la economía y en las personas.  Explicó a los asistentes las oportunidades que tiene este sector para impulsar los ODS. Además mostró cuáles de los objetivos se están trabajando más dentro del sector, siendo el ODS 5, que se centra en la igualdad de género, al que más atención ponen las empresas en general, y el ODS 3, relacionado con la salud y el bienestar, el que más trabajan las Pequeñas y Medianas Empresas.

En una primera mesa de diálogo, que reunió a los distintos eslabones del sector agroalimentario, dividido en producción, industria y distribución, los representantes de Supracafé, Coato, Mahou San Miguel, Ebro Foods, El Corte Inglés y Auchan Retail Spain presentaron algunas de las estrategias que han implementado en su línea de negocio para proyectar un mundo más sostenible. Destacó la economía circular como la mejor manera de lograr el residuo cero, ahorrar de dinero y reducir los gases de efecto invernadero. El eslabón fundamental en este proceso quizá sea el consumidor que tiene que ser informado y sensibilizado para que incorpore criterios de sostenibilidad en su decisión de compra, señalaron algunos de los ponentes.

En el ‘Diálogo sobre los retos y oportunidades del Sector Agroalimentario’ participaron Paloma Sanchez, representando a FIAB (Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas) , David Esteller, responsable del Proyecto contra el Desperdicio Alimentario de AECOC (asociación de fabricantes y distribuidores), Víctor Viñuales, director de la ONG Ecodes y José María Medina, director de la ONG Prosalus.

La representante de FIAB apuntó a que las empresas deben incorporar en sus políticas un equilibrio entre competitividad, enfoque social y cuidado del medio ambiente.

Víctor Viñuales recordó que el consumo responsable es positivo para la salud propia y la del planeta, y que por ello debemos transformar nuestra forma de consumo. Cada actor debe ser consciente de sus acciones y responsabilizarse de su parcela, no puede quedar todo en manos de los Estados y las ONG, declaró.

El encargado de poner el foco sobre el derecho a la alimentación fue José María Medina, que explicó que se trata de un derecho fundamental que está vinculado directamente con el sector agroalimentario, y por lo tanto tenemos que empezar a pensar qué repercusión tiene nuestra alimentación a nivel global. El Estado debe ser el garante del derecho a la alimentación impidiendo que terceros dificulten la disponibilidad y el acceso a los alimentos de la ciudadanía. El alimento no puede considerarse únicamente como una mera mercancía, ya que es una necesidad básica para la vida. Y aunque los Estados sean los que están obligados a proteger los derechos, todos/as tenemos responsabilidad y capacidad de actuar a favor del derecho a la alimentación. Las empresas tienen ahora la oportunidad de cambiar su modelo de negocio e incluir la sostenibilidad como parte fundamental en sus políticas y estrategias. El futuro reclama un planeta sostenible, porque no podrá ser de otra manera, y aquellas empresas que no sean capaces de ir adaptando desde ya sus estrategias y modelos de negocio para ser sostenibles, tanto desde un punto de vista económico como ecológico y social, quizás en el futuro no tendrán cabida en el nuevo contexto al que apuntan los ODS, señaló Medina.

El evento fue clausurado por  Fernando Burgaz Moreno, director general de la Industria Alimentaria del MAPAMA, que resaltó que todos tenemos la capacidad y estamos llamados a poner fin a la pobreza. Además señaló algunas buenas prácticas que se han puesto en marcha.

Este evento muestra que es necesario que los diferentes actores asuman su parte de responsabilidad y pongan en marcha medidas que impulsen el logro de los ODS. La única forma de lograr un planeta habitable en el futuro es que todos/as emprendamos el mismo camino, alternativo y diferente al que hemos venido recorriendo. Solo llevando a cabo otra forma de producir y consumir lograremos que las generaciones venideras puedan vivir de forma saludable y en paz.