Papel central de la agricultura en la Agenda de los ODS

Un análisis de IFPRI muestra las oportunidades que ofrece el fortalecimiento de la agricultura

El Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias (IFPRI), realiza investigaciones empíricas para aportar las soluciones necesarias en la lucha contra el hambre y la pobreza. En esta organización están involucrados los diferentes sectores: instituciones públicas, sector empresarial, organizaciones de agricultores, etc.

Recientemente IFPRI ha publicado un estudio en el que se analiza el potencial que tiene la agricultura en la lucha contra las desigualdades gracias a su papel central en la organización social del mundo.
IFPRI busca métodos que erradiquen el hambre de forma sostenible y saludable, teniendo en cuenta siempre la perspectiva de género.

Para implementar políticas que apoyen la lucha contra el hambre, este estudio considera que hay que tener en cuenta la economía pero sin olvidar el medio ambiente, es necesario siempre valorar esta doble vertiente. Sin inversión en una agricultura que incorpore métodos de producción sostenibles, los beneficios económicos serían efímeros debido a la degradación de la tierra resultante o la escasez de agua, por ejemplo.

Será primordial la conexión de todos los sectores si deseamos lograr un mundo sin hambre. Para fortalecer la sostenibilidad de los sistemas agroalimentarios es necesaria la implicación tanto de actores privados como de pequeños agricultores e instituciones públicas.

Además, el estudio señala que fomentar una agricultura sostenible ayuda a fortalecer la coherencia de políticas y la interconexión de las diferentes realidades, ya que la agricultura se relaciona con múltiples factores, con las poblaciones rurales y urbanas, con el desarrollo económico, con el empoderamiento de los grupos desfavorecidos, con la igualdad de la mujer, con la educación o con el fomento de una sociedad en paz. Cuando se aborda de manera integral, la agricultura, por su naturaleza, puede ayudar a coordinar los diferentes sectores y hacer que, de esta forma, el nivel de logro de los ODS aumente.