Las empresas productoras de alimentos aumentan sus esfuerzos para siguen lejos de proporcionar dietas saludables

Access to Nutrition Foundation (ATNF) ha publicado el índice global de acceso a la nutrición 2018, dónde se evalúan 22 empresas productoras de alimentos y bebidas
Detalle de la portada del informe

La ATNF lanzó el primer índice global de acceso a la nutrición en 2013 y el segundo en 2016. Estos índices de acceso a la nutrición están diseñados para ver la contribución de los fabricantes de alimentos y bebidas a los desafíos mundiales de la nutrición y alentarlos a hacer más. A medida que aumenta su nivel de ingresos, los consumidores tienden a comer y beber más alimentos y bebidas envasados. Los 22 fabricantes de alimentos y bebidas que se evalúan en el índice global 2018 operan en más de 200 países. Lo que implica que tienen una gran influencia en las dietas de los consumidores. Y por lo tanto, van a tener un papel importante que desempeñar para abordar los desafíos nutricionales del mundo, tanto el sobrepeso como la desnutrición.

Los hallazgos clave de este documento muestran por un lado, que en temas de nutrición, ha habido desde 2016 mayores esfuerzos por parte de las empresas para contribuir a una mejor dieta. Las empresas informan que ofrecen porcentajes más altos de productos saludables en comparación con 2016. Sin embargo, la mayoría de las definiciones de las empresas son menos estrictas que las que utilizan en la fundación para evaluar los productos. Y aunque hay ciertas empresas que han establecido objetivos de reformulación de productos, la gran mayoría de las empresas aun no han establecido objetivos para aumentar el uso de alimentos nutritivos (frutas, verduras, legumbres…).

Por otro lado, 12 empresas, el doble que en el año 2016, se han comprometido a abordar la desnutrición a través de sus negocios principales, así como de otras iniciativas y han proporcionado evidencias de invertir en investigación para desarrollar soluciones a la desnutrición. Sin embargo, las estrategias de la mayoría de las empresas para abordar la desnutrición no están bien formadas ni estructuradas. En cuanto al perfil del producto, del total de 23.013 productos evaluados, menos de un tercio se consideran saludables y solo el 14% de los productos cumplen los criterios de la OMS para la comercialización a niños. Además, ninguno de los catálogos de las empresas evaluadas cuentan con un 50% de productos que cumplan con el estándar saludable para la comercialización a niños.

El índice global 2018 muestra que las grandes compañías de alimentos y bebidas han intensificado sus esfuerzos para fomentar mejores dietas, principalmente a través de estrategias y políticas nutricionales nuevas y actualizadas, compromisos mejorados y mejor etiquetado nutricional desde el año 2016. Sin embargo, como se puede ver, aun queda un largo camino para conseguir que estas empresas proporcionen alimentos saludables.